Arroz con leche

Aprovechando mis últimos días de vacaciones en casa, hoy he preparado un delicioso arroz con leche.

Seguramente estéis pensando que mi elección se debe a que es un postre fresquito, perfecto para combatir el calor, pero os equivocáis: soy de las pocas personas que prefieren el arroz con leche caliente (es una manía que tengo desde muy pequeñita y todavía no sé el porqué).
La verdad, he estado investigando un poco sobre el asunto y resulta que no soy tan rara como pensaba. De hecho, existen muchísimas maneras de degustar este postre: hay quien le añade uvas pasas, miel o incluso vino dulce. También he leído algunas cosillas sobre sus orígenes y, para mi sorpresa, mucha gente afirma que poco tiene que ver con Asturias.
Cuentan que en el siglo XV, en la zona de Valencia y Cataluña se comenzó a preparar un postre para la clase alta a base pechugas de gallina, arroz, almendras y azúcar. Este es el denominado "menjar blanc"o manjar blanco y se cree que es el auténtico antecesor del arroz con leche tal y como lo conocemos hoy en día.

Sea de un lugar o de otro y se tome como se tome, está claro que con arroz, leche y azúcar se tiene el éxito asegurado.


La receta que os voy a dejar se la he robado a mi madre, que es toda una experta en su preparación (y en muchas otras). Es una receta fácil y sencilla en thermomix y, al contrario de lo que piensa mucha gente, para obtener un buen resultado no hace falta pasarse horas y horas removiendo el arroz a mano.


Ingredientes:
  • 1'5 litros de leche
  • 200 gr de arroz (recomiendo utilizar arroz de grano redondo)
  • 250 gr de azúcar
  • una pizca sal
  • la piel de un limón
  • un palito de canela
  • una nuez de mantequilla (es opcional. Yo se lo añado para que quede más cremoso)


Preparación:
Ponemos en el vaso de la thermomix todos los ingredientes excepto el azúcar. Colocamos la mariposa y programamos 45 minutos, temperatura 90ºC con giro a la izquierda y velocidad cuchara. A continuación, añadimos el azúcar y programamos 10 minutos, temperatura 90ºC con giro a la izquierda y velocidad cuchara.
Si vemos que el arroz está todavía un poco duro volvemos a programar otros 5 o 10 minutos a la misma temperatura y velocidad.
Consejo: Si queremos un arroz con leche muy cremoso, podemos sustituir 400 gr de leche por 1 bote de leche evaporada Ideal.


A la hora de la presentación, como ya os he dicho, hay infinidad de sugerencias. Yo me decanto por espolvorear un poco de canela en polvo pero uno de los métodos más empleados, como sabréis, es servir el arroz "quemado", es decir, añadiendo azúcar por encima y quemándolo con un soplete de cocina.




1 comentarios:

  1. Tu receta se ve muy bien se parece a cono lo ace mi mama de a manera tradicional, gracias por compartir.

    ResponderEliminar

 

Translate

Foodie Tribe